3 . Abandonando mis sueños


Hubo una etapa de 7 años en mi vida en que me iba muy mal economicamente. Mis 24 años como baterista, mis 18 años como profesor, las 18 orquestas en que participé, mis 3 libros para bateristas, los 4 festivales Bateröz … nada parecía estar bien ahora.

Todo lo que emprendía más allá o más acá terminaba fracasando por problemas relacionados con el dinero. En marzo del 2008 conversando con mi esposa decidí probar suerte en una gran ciudad a 320 kms. de mi familia. Le prometí a mi esposa y a mi pequeño hijo de seis meses que volvería cada semana a verlos para estar con ellos.
Si bien logré ser el profesor de batería de la sociedad de músicos de esa ciudad y ganar un importante certámen de apoyo del Ministerio de Educación y Cultura entre 128 proyectos; las cosas no mejoraban sustancialmente en cuanto al dinero.
Tal es así que mi esposa decidió no mudarse conmigo a esa nueva ciudad y continúo trabajando en nuestra ciudad natal y nos veíamos 2 días a la semana. Era muy difícil: nuestro bebé tenía 1 añito y aún no daba sus primeros pasos. Yo viajaba 5 horas en ómnibus los lunes y 5 horas los viernes.
Mientras tanto fuí vendiendo por partes durante 2 años mi gigantesco set de batería. Mi batería se fué: 2 bombos, 8 toms, 2 redoblantes y 16 platillos. Su valor era superior a los U$s 7.000 y sé que era la más grande de Uruguay.
Esto me permitio pagar los pasajes de ómnibus y poder solventar en parte los gastos económicos y satisfacer algunos gustos y caprichos personales. Me gusta comer bien. Extrañando de esta forma soportamos distanciados unos 16 meses.
El 3 de junio del 2009 al estar mirando nuestras fotos en la PC a las 2 AM, al regresar de un ensayo con mi banda, comencé a llorar abruptamente y entonces a los pocos días me volví con mi familia a mi ciudad natal pues ya no soportaba más estar lejos de ellos. Dejé las clases en esa ciudad, dejé a Garbo, mi nuevo grupo de música que me tenía muy entusiasmado; dejé las caminatas junto al mar, abandoné mis sueños con la música; dejé de tocar la batería por 15 meses desde el 3 de Junio de 2009 a Setiembre del 2010. Y me volví a mi pequeña ciudad natal con mi familia, que es lo más importante y es el sentido de mi vida.
Para ese entonces estaba desempleado pues los pocos alumnos de batería habían desaparecido, ya no tenía mi local donde dar las clases ni mis baterías para poder tocar. Tampoco tenía ganas de hacer música pues sabía que en mi pueblo natal no iba a lograr nada con mi batería pues ya lo había intentado de todas las maneras posibles durante 18 años.
Me puse a buscar trabajo por todos lados. Ya había entregado más de 100 cartas entre las 2 ciudades pero no calificaba por tener 40 años. Durante estos 4 años trabajé en muchas cosas por períodos cortos de 2 o 3 meses y ninguna me gustaba y no era felíz trabajando allí.
Vendí ropa de niños en la calle; vendí cds; hice una guía de teléfonos y luego la salí a vender; fuí guardia de seguridad en un gran complejo deportivo; manejé una camioneta de reparto de un supermercado; trabajé en una radio FM; hasta que finalmente abrí un quiosco de golosinas y ahí paso 10 horas del día, 5 días a la semana, en ese pequeño lugar, acompañado de mi computadora, mis libros, mis memorias, mis nuevas ideas y un set batería de práctica que no hace ruido (muda) que me fabriqué yo mismo y donde practico la mitad de ese tiempo.

Muchas veces no entendía porque me pasaba esto a mí. Pues yo me considero una persona buena y trato de no hacerle mal a nadie y me preguntaba porque todos tenían sus grandes casas, sus costosas camionetas, salían a cenar a costosos restoranes, salían a bailar, se iban a largos viaje por el Mundo. Mientras tanto yo debía luchar para ayudar a pagar las cuentas más básicas de nuestra casa y no había podido triunfar con mi música.

Nunca fuí materialista. Nunca viví en función del dinero. Pero en estos años ni siquiera llevaba el sueldo mínimo ni lo suficiente para mi hogar y eso realmente duele y duele mucho. Me sentía realmente frustrado como músico y le pedía a mi amigo Jesús una explicación.




Libro "Tú me enseñas a volar" del Baterista Tito Faraut García.
Publicado en el año 2010. Registrado en A.G.A.D.U. Montevideo.
Bateröz by Roberto "Tito" Faraut García. Baterista, Profesor, Autor, Clinician.

No hay comentarios.: